Juan J. Molina

Juan J. Molina
Juan J. Molina

jueves, 5 de marzo de 2009

¿Quién hay en la cocina ?.... Del hospital

En este nuestro país es difícil sorprenderte ya por algo, pero al final nuestras autoridades políticas no nos pueden defraudar. Hoy he descubierto algo nuevo, que me reafirma en mi vieja costumbre de no acercarme a los hospitales ni de visita. Se han convocado las oposiciones al servicio murciano de salud, y entre las ofertas de las diferentes categorías profesionales, está la de técnico especialista no sanitario, opción cocina, o sea cocineros, como casualmente tengo un familiar que es técnico especialista en cocina, o sea cocinero profesional, titulado en la escuela de hostelería de Murcia, se me ha ocurrido leer la convocatoria con la idea de darle la buena noticia, y es entonces cuando descubro que el requisito para ser cocinero en un hospital de Murcia es, además de los consabidos de ser español etc. simplemente tener el título de bachillerato o equivalente o estar en condiciones de obtenerlo dentro del plazo de presentación de solicitudes.
¿ Para qué va a ser necesario ese titulito de técnico especialista en cocina?, si al fin y al cabo los enfermitos están muy pochos y no se enteran de nada, y si no tienes ni idea de dietas y metes la pata hasta el corvejón, llevándote por delante a algún desgraciado, que encima de estar enfermo le cae un cocinero de bachillerato en la tómbola, no te preocupes, tu cocinerito bachiller no tienes la culpa, que quede bien claro que cumples los requisitos exigidos. Alguien dirá, para las dietas está el nutricionista, si es cierto, pero solo en los grandes hospitales, en los pequeñitos lo más parecido a un nutricionista es un póster de Arguiñano.
Ustedes no saben lo que se cocina en las cocinas de nuestros hospitales, por supuesto que hay grandes profesionales, pero por la puerta del título de bachiller se cuela cada espécimen que da ganas de no abrir la boca. Lo peor de todo es la dejadez y la incultura, que juntas parieron la incompetencia. Existen los profesionales adecuadamente preparados para realizar esa labor, se llaman técnicos especialistas en cocina, se preparan durante dos años en escuelas oficiales de la Consejería de Educación de Murcia, salen diplomados con el título que da nombre a estas oposiciones y sin embargo, no lo exigen como requisito indispensable para presentarse a ellas. Los sindicatos se callan, porqué, muy sencillo, porque hay “asín” con todos los dedos de las manos de titulados en bachiller, y no tantos técnicos especialistas en cocina, y claro una cuota es una cuota. ¿Y los enfermos? ¿y a quién le importa lo que coman los enfermos?.

J.J. Molina Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS COMENTARIOS OFENSIVOS O CON INSULTOS NO SON BIENVENIDOS Y PUEDEN SER BORRADOS. GRACIAS POR VUESTRA MODERACIÓN.