Juan J. Molina

Juan J. Molina
Juan J. Molina

sábado, 9 de enero de 2010

LA DEMOCRACIA OLVIDADA


Si el significado de la democracia no consiste en la regla de la mayoría sino en la soberanía del pueblo, el principal problema a ser considerado es cómo la gente puede encontrar un lugar para la libre discusión.
En este punto, la contribución de Miyamoto es grande: descubrió las formas olvidadas del consenso en la relación tradicional humana. Miyamoto anunció claramente que es lo "olvidado". Lo "olvidado" se refiere a lo que ha sido rechazado en el proceso de occidentalización o bajo el nombre de "progreso". »La ilusión de que todo el progreso es en sí mismo bueno nos lleva a mal comprender lo que está degenerando como progreso y aniquilar no solamente el ser humano sino todas las clases de seres vivientes.«
En un capítulo de su libro "El Japón olvidado", él describe cómo la gente discute y llega al consenso en los encuentros de aldea. Cuando un problema aumenta y deviene en un tema de controversia, lo que se considera más importante es discutir el tema lo suficiente para que todos los miembros sientan que ellos han expresado totalmente sus opiniones. Consecuentemente, no es fuera de lo común tomar varios días para llegar a un consenso sobre un problema. No es la discusión en búsqueda de la verdad sino la conversación para una comunicación mutua el interés fundamental. Por lo tanto la "charla" (zatsudan) en sí misma es lo más importante.
Para resumir, hay al menos cuatro importantes características de esta clase de democracia en el encuentro tradicional japonés. Primero, la comunicación mutua es el objetivo más importante para el encuentro. Una decisión política puede ser lograda solamente después de que los miembros han tenido un suficiente intercambio de opiniones sin decidir cuál opinión es la mejor. Segundo, es especialmente importante que los miembros puedan hablar sobre todo lo que ellos encuentran relacionados al tema. Se presta mucha atención a las contribuciones de los miembros que hablan basado en sus propias experiencias. Esto hace posible que todas las opiniones puedan ser respetadas como la expresión única de la propia experiencia de vida.
Tercero, es absolutamente necesario garantizar el tiempo suficiente para la consideración deliberada, para buscar la decisión final. Es necesario evitar conflictos sin sentido entre los miembros que están presentes en el mismo encuentro. Así, el mejor modo de buscar el acuerdo es que la opinión de cada uno sea respetada como única, como enraizada en su propia experiencia. Y es verdadero que cada opinión tiene algo único cuando es contada desde la experiencia propia.
Cuarto, en consecuencia la producción de decisiones y una más profunda comunicación mutua están íntimamente relacionadas una con otra. Aun si una opinión es adoptada como la decisión del encuentro, otras opiniones no deberían ser rechazadas o denegadas sino cuidadosamente discutidas y consideradas. El encuentro es el lugar donde cada miembro puede elaborar su opinión al oír a otros y tomar sus puntos de vista en consideración. Al prestar atención a otros uno puede desarrollar su propia opinión hasta que todos los miembros puedan aceptar la decisión. La clave para la decisión es que las opiniones de todos los miembros deberían ser debidamente respetadas y no ser instantáneamente excluidas o dejadas de lado. Cuando las opiniones de los miembros son tratadas sin importancia, ellos sienten como si sus existencias mismas no fueran aceptadas.

Kazuo Sato
Diálogo y consenso en el encuentro tradicional japonés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS COMENTARIOS OFENSIVOS O CON INSULTOS NO SON BIENVENIDOS Y PUEDEN SER BORRADOS. GRACIAS POR VUESTRA MODERACIÓN.