Juan J. Molina

Juan J. Molina
Juan J. Molina

lunes, 11 de enero de 2010

ALATERNATIVAS DE LA DEMOCRACIA


El modelo occidental de democracia representativa parece imponerse actualmente en el mundo. En muchos países ha servido para liberarse de un sistema totalitario, pero también, en otros, ha llevado a la destrucción de formas colectivas de vida de comunidades tradicionales. Ha sido el caso en muchas regiones de Africa. Kwasi Wiredu, en un sugerente artículo, propuso una alternativa. La tradición africana anterior a la colonización desarrolló, en varios pueblos, formas de democracia diferentes a la occidental. En lugar de la imposición de las mayorías, el diálogo entre todos, que conduce a un consenso; en el acuerdo final nadie queda excluido; en vez de la lucha entre varios partidos o la predominancia de uno solo, el diálogo razonado entre todos los miembros de la comunidad.
Es notable que esas formas de democracia consensual presentan una analogía con prácticas semejantes en muchos pueblos indígenas de América, que se remontan a un pasado anterior a la conquista europea. En muchas comunidades indígenas persiste el ideal del consenso, al que se llega por la participación de todo el pueblo en asambleas. La asamblea designa también, para cargos dirigentes, a personas que destaquen por su edad avanzada y su sabiduría. Los gobernantes están sujetos al control de los miembros de la comunidad, como proclama un lema común: deben "servir obedeciendo". Estos procedimientos intentan preservar las relaciones de comunidad; por ello chocan a menudo con el régimen de partidos políticos que la dividen.
Un etnolingüista, Carlos Lenkersdorf, describe así la práctica de una asamblea en una comunidad tojolabal (pueblo de ascendencia maya) en México: »En la asamblea todos toman la palabra y discuten; al final de la discusión un anciano interpreta y resume la decisión a que se ha llegado. Anuncia: 'nosotros pensamos y decimos ...' Es decir – escribe Lenkersdorf – gracias al hecho de tener corazón ya, intuye nuestro pensar comunitario y lo anuncia. Se ha logrado un consenso expresado por la palabra 'nosotros'. Esta clase de asambleas nos demuestran la intersubjetividad en acto. Es la comunidad que vive gracias a la participación de todos y de cada uno.«
Este espíritu tradicional anima un movimiento renovado en favor de los derechos de los pueblos indígenas, en varios países de América Latina: México, Guatemala, Ecuador, Bolivia. Mediante la defensa de su autonomía, intentan preservar y renovar las formas de vida comunitaria amenazadas por la sociedad individualista moderna.
Es notable comprobar cómo el retorno a las fuentes africanas de la democracia es paralelo a un renuevo de ciertas tradiciones indias similares en América. ¿No indica este hecho que se trata de un proyecto de alcance universal – como el mismo Wiredu no deja de sugerir – que rebasa con mucho las fronteras de un pueblo?

Luis Villoro
Sobre democracia consensual
En torno a ideas de Kwasi Wiredu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS COMENTARIOS OFENSIVOS O CON INSULTOS NO SON BIENVENIDOS Y PUEDEN SER BORRADOS. GRACIAS POR VUESTRA MODERACIÓN.