Juan J. Molina

Juan J. Molina
Juan J. Molina

viernes, 22 de octubre de 2010

HAY COSAS QUE EXPLICAR NO PUEDO...


El treinta por ciento de las familias españolas no llegan a fin de mes, los embargos por hipotecas impagadas se han multiplicado en lo que va de este año, tenemos una tasa de desempleo cercana al 20%, el doble de los países de nuestro entorno, alrededor de cinco millones de parados y subiendo. Los ancianos con sus exiguas pensiones congeladas y los funcionarios tres cuartos de lo mismo. Mientras tanto los sindicatos montan una huelga general de un día, y si te he visto no me acuerdo, adornada con una impresentable campaña de insultos hacia los empresarios. Nuestro ínclito presidente con el agua hasta el cuello vuelve a las andadas y tira de la única cuerda que cree le puede salvar, la negociación con ETA, o si no que alguien me explique qué significa: “los movimientos de la izquierda aberzale no serán en balde”. Leo en un periódico que en Alemania y Francia ya hay más mezquitas que iglesias y que en el 2025 el Islam será la religión mayoritaria en el mundo, religión que por desgracia aún no ha superado la línea de separación entre política y Fe y mientras las lumbreras políticas sin ver dos palmos más allá de sus narices lo que se nos viene encima. Entre tanto los seguidores de la nueva moral progre siguen avanzando con la ayuda de la izquierda en el poder hacia su mundo perfecto, no se podrá fumar casi en ninguna parte, los toros ni en foto, barra libre para el aborto incluidas las menores de edad. ¿Putas?, no gracias. ¿Drogas? No que engordan. Por cierto cuidado a los gorditos que se va a abrir la veda ya mismo.
Platón está de moda entre la izquierda progre, este señor decía que el pueblo ni sabía lo que le conviene ni estaba preparado para gobernarse así mismo, por lo tanto era necesaria una clase política adiestrada en las artes del gobierno que se encargara de esos menesteres, es la vieja teoría marxista edulcorada con sacarina por los socialistas pero que siempre tuvo la misma base: tranquilos majetes que ya estamos aquí nosotros para deciros cómo tenéis que vivir la vida.
¿Por qué no cree la izquierda en el pueblo? , ¿Cuánto tiempo van a conseguir vender la bicicleta de que ellos representan a los ciudadanos y por eso tienen derecho a intervenir en nuestra vida privada?
No se, pero hay cosas que explicar no puedo y que a la par me infunden repugnancia y miedo, al ver tan aletargados y manipulados a los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS COMENTARIOS OFENSIVOS O CON INSULTOS NO SON BIENVENIDOS Y PUEDEN SER BORRADOS. GRACIAS POR VUESTRA MODERACIÓN.