Juan J. Molina

Juan J. Molina
Juan J. Molina

martes, 11 de febrero de 2014

MENOS LIBERTAD, MENOS CRECIMIENTO El mapa que explica buena parte de la crisis del euro. Por D. Soriano


Francia, Chipre, Italia y Grecia, únicos países de la Eurozona en los que crece el intervencionismo. EEUU y Reino Unido también pierden posiciones.

Hong Kong, Singapur, Australia, Suiza, Nueva Zelanda y Canadá. Según la última edición del Índice de Libertad Económica de laFundación Heritage y The Wall Street Journal, estos seis países son los más libres del planeta, los únicos con más de 80 puntos en el informe. Y su renta per cápita media alcanza los 45.404 dólares.
Enfrente, Corea del Norte, Cuba, Venezuela o Irán están en la lista de 26 economías que no alcanzan ni siquiera los 50 puntos en este ranking. Para ellos, el ILE reserva la última categoría de su escala: libre (de 80 a 100 puntos), mayormente libre (de 70 a 80), moderadamente libre (de 60 a 70), mayormente controlada (de 50 a 60) y reprimida (de 0 a 50). Pues bien, el PIB per cápita en estos 26 estados apenas alcanza los 6.231 dólares. O lo que es lo mismo, los países más libres son 7 veces más ricos que los muy intervencionistas.
No sólo eso. Los autores han dividido las economías en cuatro grandes grupos, en función de cuánto han mejorado sus notas desde la primera edición del índice en 1995. De nuevo, se cumple larelación libertad-prosperidad. Aquellos países en el primer cuartil de mejora han experimentado un crecimiento medio anual cercano al 3,5%; al mismo tiempo, aquellos que peor lo han hecho en estas dos décadas para el ILE apenas han crecido al 1,5% al año. Parece claro, con todos estos datos en la mano, que aquellos gobiernos que quieran que sus países prosperen tienen una solución relativamente sencilla: liberalizar sus economías.

El mapa de Europa

De los 177 países analizados, 124 tienen una nota superior que hace veinte años (o lo que es lo mismo, son más libres desde el punto de vista económico), mientras que 42 estados han perdido puntos y Eritrea se mantiene exactamente en el mismo punto. En estas dos décadas, la nota media global ha pasado de 57,6 puntos a 60,2 puntos (por poco, pero la economía mundial ha entrado en la categoría de "moderadamente libre").
Dentro de este panorama general, Europa no es un caso especial. La mayoría de los países del Viejo Continente han mejorado sus calificaciones desde 1995. Es más, como puede verse en la imagen inferior, hasta 18 estados alcanzan en esta edición de 2014 la mejor nota de su historia. Sin embargo, cinco países aparecen en rojo. O lo que es lo mismo, con menos puntos este año que hace dos décadas. Son Grecia, Reino Unido, Francia, Italia y Chipre. Y si ampliamos un poco la lista y cogemos al siguiente por la cola aparece Portugal. El país luso no aparece en rojo porque desde 1995 ha subido un poco en la puntuación del ILE, pero es, dentro de los europeos en positivo, el que menos ha mejorado. Al final, tenemos a los PIGS casi al completo (España es la excepción) junto a Chipre (otro rescatado), Francia y el Reino Unido.
Habrá quien piense que es una mera coincidencia. Pero de los seis países rescatados o semi-rescatados en esta crisis (Grecia, Portugal, Irlanda, Chipre, Italia y España) cuatro aparecen en la lista regional de los que peor lo han hecho en cuanto a libertad económica. Y junto a ellos está Francia, el enfermo crónico del continente, que pierde protagonismo en la economía mundial a cada año que pasa. También en Europa se cumple el axioma: más libertad económica, mejor desempeño económico. Es complicado encontrar una imagen que explique mejor la crisis de la Eurozona y la preocupación por los países mediterráneos periféricos.
ILE 2014
Mapa ILE Europa: en verde, los países que alcanzan su máximo en 2014; en rojo los países que han perdido nota desde el año 1995; sin marcar, el resto.
¿Y qué pasa con España o Irlanda? Pues depende del color del cristal con que se mire. Nuestro país ha mejorado 4,4 puntos desde 1996 y ocupa puesto 82 de 177 países en el ránking que mide el cambio en las notas. Eso sí, como explicábamos este martes, ha perdido muchas posiciones en los últimos años y sigue muy lejos de los mejores del continente. Vamos, que seguimos en el vagón de cola en lo que a libertad económica se refiere, especialmente en mercado laboral.
Mientras, Irlanda es el único país con una economía abierta que también necesitó un rescate. Esta situación se produjo tras la caída de su banca y la decisión de su Gobierno de avalar sus deuda. Eso sí, también es cierto que ha sido el país que más rápido ha salido del pozo y que su desplome se debió a un problema puntual (la decisión del Gobierno de respaldar las deudas de sus entidades financieras) y no a un desequilibrio fundamental en su economía. De hecho, su rápida recuperación y sus buenas cifras de actividad demuestran que su aparato productivo sigue siendo tan competitivo como antes de esa fatídica decisión.

De EEUU a UK

En la lista de los rezagados de la clase, los que lo han hecho mal en estos veinte años según el ILE, aparecen dos invitados inesperados: Reino Unido (UK) y EEUU. Los dos países anglosajones ocupaban el tercer y cuarto puesto de la lista en 1995, sólo por detrás de Hong Kong y Singapur. Ahora hay que buscarlos fuera del top-ten: puesto 12 para los americanos y 14 para los británicos.
De hecho, la columna de opinión más leída del día en el WSJ, el periódico que respalda este índice, llama precisamente la atención sobre el hecho de que su país, el paraíso del capitalismo, ya no está entre los 10 más libres del planeta. Uno de los directivos de la Fundación Heritage se pregunta si no será ésta la causa de su declive. Sólo en flexibilidad laboral mantiene su liderazgo la primera economía del mundo. Y peor aún le va al Reino Unido. En 1995, tras la revolución thatcheriana, era la tercera economía más libre del mundo con 77,9 puntos. Hoy no llega a los 75 puntos.
Evidentemente, la caída de EEUU o UK es muy relativa. Ambos siguen estando entre los 15 primeros. Es decir, permanecen entre los países menos intervencionistas del mundo. Pero cuando alguien se pregunte por qué sus economías, aunque poderosas, ya no muestran la pujanza de antaño, quizás deba echar un pequeño vistazo a este índice.

Las sorpresas

En el lado contrario, hay una serie de países que lo han hecho extraordinariamente bien en los últimos veinte años. No están en los primeros puestos, algo lógico puesto que la lista la encabezan pequeños estados que han sufrido muchas convulsiones en este período. Países como Bosnia, Azerbaijan o Georgia partían de posiciones muy retrasadas, por lo que cualquier medida liberalizadora les permite dar pasos agigantados, aunque eso no quiere decir que en todos los casos hablemos de economías libres en términos absolutos.
Sin embargo, en la primera columna, se cuelan una serie de economías del primer mundo. No es fácil para estos países. Recordemos que el índice mide de 0 a 100. Por lo tanto, cuando tienes 70 u 80 puntos, no tendrás sencillo subir 10 ó 12. Pues bien, algunos lo consiguen. Y puede que sus nombres sorprendan a más de uno.
De entre los países ricos occidentales, los que más han liberalizado sus economías son: Suecia (11,7 puntos más que en 1995), Canadá (10,8),Finlandia (9,7) y Dinamarca (8,8). Éste último, por ejemplo, alcanza por poco el top-ten. Es decir, supera en libertad económica a EEUU o Reino Unido. Y los cuatro estados comparten dos características: en todos ellos hace mucho frío y están superando relativamente bien la crisis que azota a las economías occidentales desde hace seis años.
Fuente: http://www.libremercado.com/2014-01-18/el-mapa-que-explica-buena-parte-de-la-crisis-del-euro-1276508374/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS COMENTARIOS OFENSIVOS O CON INSULTOS NO SON BIENVENIDOS Y PUEDEN SER BORRADOS. GRACIAS POR VUESTRA MODERACIÓN.